Ospemifeno: La medicación via oral para el tratamiento de la sequedad vaginal en la menopausia

Ospemifeno: La medicación via oral para el tratamiento de la sequedad vaginal en la menopausia

Recientemente, impartí una charla patrocinada por el laboratorio Shionogi a la que acudieron mis compañeros del servicio de ginecología del Hospital Quirón Marbella y en la que expuse mi experiencia con el Ospemifeno, la medicación vía oral para el tratamiento de la sequedad vaginal durante la menopausia. Revisamos también las indicaciones de dicha medicación y su perfil de seguridad.

 

La atrofia vulvovaginal y la sequedad vaginal

Durante la menopausia se va a producir el cese de la actividad ovárica y, como consecuencia, la disminución de determinadas hormonas. Las hormonas más importantes y que tienen más influencia van a ser los estrógenos pero además se produce la caída de otros esteroides sexuales.

Este déficit hormonal va a afectar en primera instancia al epitelio vaginal y también al epitelio vulvar puesto que éstas son las zonas del organismo que tienen un mayor número de receptores de estrógenos y por lo tanto son más sensibles a su déficit.

Esta carencia hormonal se traduce en una afectación del trofismo vaginal y vulvar: el epitelio se vuelve mas fino, más rígido y sin capacidad de lubricación. Dicha alteración del trofismo va a ser la responsable de la aparición de síntomas como sequedad vaginal, dolor con las relaciones sexuales o infecciones vaginales de repetición entre otros. También son evidentes una serie de signos visibles a la exploración como la palidez de la mucosa, petequias o disminución de los repliegues vaginales.

 

La carencia hormonal que tiene lugar durante la menopausia es la responsable de la aparición de la sequedad vaginal y del dolor con las relaciones sexuales.

 

sequedad vaginal en la menopausia

Corte histológico de la mucosa vaginal

¿Por qué se produce la atrofia vulvovaginal y la sequedad vaginal durante la menopausia?

Para entender lo que ocurre a nivel fisiológico tenemos que centrarnos en tres niveles (todos ellos afectos debido a la disminución de los estrógenos):

A nivel del tejido conectivo (o lámina propia) del epitelio vaginal se va a producir una alteración del equilibrio. Nos vamos a encontrar con una alteración en el balance de colágenos y con una disminución importante de los vasos sanguíneos. El epitelio vaginal se va a volver más rígido y va a estar menos vascularizado. Destacar que la vascularización de la vagina es indispensable para que exista una correcta lubricación.

La capa superficial del epitelio vaginal va a perder su estratificación disminuyendo de forma considerable su grosor y también su descamación fisiológica.

Esta descamación fisiológica de la capa superficial del epitelio es fundamental para el desarrollo de los lactobacillus. De dicha descamación celular depende la disponibilidad de glucógeno para el correcto funcionamiento de los lactobacillus y para la producción por parte de éstos de ácido láctico. Si este proceso falla disminuye el ácido láctico disponible y el pH vaginal se vuelve más básico generándose a su vez un microambiente adverso para el resto de los lactobacillus.

Estudios recientes hablan de una bomba de protones existente en el epitelio vaginal que también es estrógeno dependiente y que también podría afectarse con el déficit de estrógenos haciendo contribuyendo también esta vía a la alteración del pH vaginal.

 

Datos sobre prevalencia e impacto en la calidad de vida en las mujeres con atrofia y sequedad vaginal según estudios recientes

Según los últimos estudios epidemiológicos y en el que han sido estudiadas a través de cuestionarios online un número importante de mujeres, sabemos que la prevalencia de la atrofia vulvovaginal sintomática es del 50% en la población española.

Otro dato importante es que el impacto que produce la atrofia vulvovaginal sobre la calidad de vida de las mujeres menopáusicas es muy similar al impacto producido por otras enfermedades crónicas de peso tales como la artritis reumatoide, el asma, la vejiga hiperactiva, el síndrome de intestino irritable y, entre otras.

Además se ha concluido que, a mayor severidad de síntomas derivados de la atrofia vulvovaginal, mayor va a ser la afectación de la calidad de vida.

La esfera sexual según estos estudios ha sido la más afectada, viéndose alterada la satisfacción durante las relaciones sexuales, la relación con la pareja o la espontaneidad sexual. La atrofia vulvovaginal interfiere también con otras áreas de la actividad cotidiana.

 

A pesar de ser un problema frecuente durante la menopausia y de afectar en muchos casos de forma considerable a la calidad de vida, pocas mujeres consultan con los profesionales médicos.

 

Comprimidos orales para tratar la sequedad vaginal en la menopausia: El Ospemifeno

El ospemifemo no es una hormona aunque tiene una acción similar al estrógeno. Es un modulador selectivo del receptor estrogénico (SERM) y la diferencia fundamental respecto al estrógeno es que puede tener un efecto agonista o antagonista sobre determinados tejidos. Por el contrario, las hormonas siempre va a tener una acción agonista.

 

¿Cómo actúa el Ospemifeno para tratar la sequedad vaginal?

sequedad vaginal en la menopausia

Dra. Rizo durante la presentación de Ospemifeno

El Ospemifeno se diferencia de otros medicamentos de la misma familia en el efecto positivo que va a tener sobre el receptor estrogénico de la vagina mejorando de forma considerable la lubricación y todos los parámetros del trofismo vaginal.

Por otro lado tiene también un efecto positivo sobre el hueso que es muy interesante en las mujeres de esta etapa de la vida.

Sobre la mama y el endometrio va a tener un efecto antagonista en el primero y neutro en el segundo que hace que los efectos adversos sobre dichos tejidos sean mínimos o nulos.

A nivel cardiovascular el Ospemifeno tiene un efecto neutro no habiéndose evidenciado efectos trombóticos según de diversos estudios.

 

El Ospemifeno mejora los parámetros de calidad vaginal y disminuye el dolor con las relaciones sexuales

En todos los estudios realizados con Ospemifeno 60 mg se ha evidenciado una mejora de todos los parámetros de calidad vaginal entre ellos el aumento del grosor del epitelio vaginal superficial y el restablecimiento del pH vaginal.

Todos los signos evidenciables a la exploración vaginal tales como la palidez de la mucosa las petequias la friabilidad mejoraron también según varios estudios tras la administración de esta medicación durante un año.

Las pacientes estudiadas percibieron también una mejora considerable en cuanto a la lubricación vaginal y una disminución del dolor con las relaciones sexuales.

 

 ¿Cómo se toma el Ospemifeno? ¿Cuándo podremos percibir los efectos?

Debe tomarse un comprimido al día vía oral a la misma hora preferiblemente.

Debemos tener en cuenta que los resultados óptimos comenzarán a ser percibidos tras las primeras 12 semanas de tratamiento continuado. Posteriormente el tratamiento debe mantenerse de forma ininterrumpida aunque esto podría variar dependiendo del caso y del consejo del profesional médico.

 

El Ospemifeno es una opción de tratamiento vía oral para aquellas mujeres que no puedan o no deseen utilizar los tratamientos clásicos con estrógenos vía vaginal.

 

Perfil de seguridad del Ospemifeno

El Ospemifeno ha demostrado tener según estudios pre-clínicos un efecto antagonista en mama. Se ha evidenciado que incluso mejora los parámetros mamarios sin aumentar el riesgo de cáncer de mama.

También se ha estudiado la seguridad a nivel endometrial sin encontrarse efectos adversos a este nivel.

A pesar de ser una medicación que debe evitarse en casos de antecedentes tromboembólicos no se ha encontrado un aumento la incidencia de dichos episodios.

 

El Ospemifeno no está contraindicado en mujeres con antecedentes de cáncer de mama

Ospemifeno es la primera medicación vía oral disponible para el tratamiento de la atrofia vulvovaginal sin contraindicación en mujeres con antecedentes de cáncer de mama, siempre que hayan completado su tratamiento, incluyendo la terapia adyuvante.

 

Las terapias combinadas: Ospemifeno y láser ginecológico

La posibilidad de la combinación del tratamiento vía oral con Ospemifeno y de la terapia láser está ofreciendo a las pacientes una alternativa magnífica.

El hecho de que ambos tratamientos trabajen a niveles diferentes hace que los resultados de forma combinada sean realmente espectaculares. Obviamente, siempre hay que individualizar cada caso y decidir en función de las necesidades de cada paciente.

 

Por lo tanto podemos concluir que el Ospemifeno es una terapia vía oral de última generación para el tratamiento de la atrofia vulvovaginal moderada o severa y de sus síntomas. Además puede administrarse de forma aislada o combinarse con otros tratamientos en aquellos casos que así lo precisen.

 

Comparte esta página si te ha gustado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.